GRASP, “GLOBALG.A.P. Risk Assessment on Social Practices” (Evaluación de Riesgos GLOBALG.A.P. para las Prácticas Sociales), es un módulo voluntario y complementario a la certificación GLOBALG.A.P. Permite demostrar el cumplimiento con la legislación laboral, tanto nacional como internacional y establecer un buen sistema de gestión social. Aborda temas específicos relativos a la salud, seguridad y bienestar de los trabajadores La evaluación GRASP es válida por un año y se realiza con una frecuencia anual.

Ventajas:

  • Mejora el sistema de gestión social de las explotaciones
  • Reduce los costes de rotación ya que ayuda a conservar a los trabajadores buenos y calificados.
  • Reduce los costes por accidentes.
  • Reduce el riesgo de incurrir en incumplimientos en temas sociales.
  • Crea un ambiente de trabajo positivo estableciendo condiciones y tareas más claras.
  • Ofrece a los compradores una garantía adicional y facilita la protección de uno de los recursos más importantes de la explotación: sus trabajadores.